Productividad y Estilo de Dirección

Pasan los años y ya desde la universidad aprendí que en nuestro país, España,  nos faltaba productividad para poder competir en los mercados exteriores y también en el interior, ya que necesitábamos producir más barato y evitar la competencia de productos foráneos.

La PRODUCTIVIDAD es la gran excusa de nuestros males, otros países europeos y Estados Unidos y Canadá,  son más ricos porque su productividad es mayor, etc., etc., etc. Parece ser que esto es un axioma del que nos es difícil salir. Ahora con la excusa de la deuda del pelotón periférico de Europa el asunto se ha puesto más grave y las acusaciones de que somos poco trabajadores, despilfarradores, poco productivos están en el orden del día.

La solución a nuestro supuesto mal endémico pasa por distintas etapas según el estado de la economía occidental. Un tema recurrente siempre ha sido la falta de formación de nuestros trabajadores. Cuando el lema español era, “España va bien”, no nos preocupábamos tanto por la productividad, y además éramos la admiración del mundo económico occidental. Ya escribí en un artículo que, entonces, nuestro crecimiento se basaba en la especulación, principalmente, en el sector de la construcción y promoción de viviendas. Ahora padecemos el final de aquella fiebre.

De todas maneras, siempre me ha sorprendido que tengamos empresas exportadoras que sus productos y servicios pueden competir en el mercado internacional, para ellas no se habla de productividad, si no fueran competitivas, salvo en casos de producto único, no sería factible conquistar otros mercados.

La productividad en estas empresas exportadoras debe ser buena y comparable con la de los países más ricos antes mencionados. En estas empresas se cuida más la formación de sus empleados, no creo que sus salarios sean inferiores con respecto de sus colegas de otras empresas españolas, existen los Convenios Colectivos que lo impedirían.

Definimos la productividad como la relación entre lo que se obtiene de un bien y el coste de los recursos totales para producirlo. Cuáles son los factores que hacen que nuestra productividad sea relativamente inferior. Los costes laborales en los países ricos son más elevados que en España, en algunos casos los triplican. Los costes de materias primas, en este mundo globalizado son comunes para todos. Entonces, ¿Cuál es este factor?

Uno de estos factores y no el menos importante, es el estilo de dirección de nuestros emprendedores y directivos.

Cuantas veces un cambio de jefe directo ocasiona un cambio en las capacidades del colaborador.

Cuantas personas cambian de puesto de trabajo porque se sienten limitadas por su jefe. Notan que no pueden desarrollar todo su potencial, se sienten infrautilizadas.

Por otro lado cuantas personas rinden mucho más de lo que jamás se habían imaginado, descubren nuevas formas de hacer, sienten que aprenden, participan de las decisiones, etc. y en general no cambian de puesto de trabajo si no es para su crecimiento personal.

Los primeros cuentan las horas de trabajo, los segundos no. Los jefes de los primeros contratan a personas que les ayuden a encumbrarse, ellos toman las decisiones, no las consultan sólo las confirman con sus colaboradores, exigen que se ejecuten y si el resultado es inferior al esperado, siempre es por causa de una mala ejecución del colaborador y así se lo hacen saber, afeándoselo en más de una ocasión incluso delante de otros colaboradores.

En cambio en el caso de los segundos, su estilo de mando está basado en las oportunidades y los retos personales, se debaten las decisiones, se aplauden los éxitos que son de todos los que participan en él.

Existen infinidad de ejemplos que nos muestran ambo estilos y sus consecuencias.

Si hablamos de productividad. Está claro que es mucho más fácil de conseguir altos índices en el segundo caso que en el primero.

¿Cuáles son los rasgos principales de estos dos estilos de dirección?:

En el primero, el directivo,:

  • infrautiliza a sus colaboradores, su talento y recursos
  • crea un tenso ambiente de trabajo, elimina las posibilidades de pensar y capacidades de sus colaboradores
  • se erige en el centro para mostrar a los demás que él/ella es la única que conoce
  • centraliza las decisiones, algunas veces confunde a la organización
  • Los resultados se deben a su implicación personal

Este estilo de dirección es  DOMINANTE

Y el segundo, el directivo:

  • Atrae talento y hace que se aplique para mayor contribución del que lo posee
  • Crea un intenso ambiente de trabajo en el que se requiere el mejor pensamiento y ejecución
  • Crea oportunidades para que sus colaboradores se reten a sí mismos
  • Toma decisiones después de un riguroso debate
  • Da a sus colaboradores la propiedad de los resultados e invierte en sus éxitos
  • Logra que las personas den de sí mucho más de lo que se imaginan pueden dar

Este estilo de dirección es  MULTIPLICADOR

Distinto, ¿verdad? Por eso son más productivas, por eso pueden exportar, por eso sufren menos en estos tiempos de crisis.  Muchas de las empresas que lo están haciendo bien tienen equipos de dirección con predominancia de MULTIPLICADORES.

Los directivos  MULTIPLICADORES  exigen el máximo a sus colaboradores y no se caracterizan por su simpatía. Sus colaboradores están contentos porque desarrollan más sus capacidades y aportan más a la empresa. Sin darse cuenta hacen más de lo que jamás se hubieran imaginado. Saben que se les exige.

Los colaboradores del  DOMINANTE  dejan de asumir responsabilidades, se cansan del directivo que les exige y no les aporta nada, hacen lo justo, etc. La productividad es muy baja, el directivo nunca está contento con sus colaboradores y el talento que atrae es para utilizarlo en su beneficio.

En cuanto hablamos de formación de los colaboradores, el  MULTIPLICADOR  sabe y consulta cuáles son las necesidades que serán útiles para el colaborador y la empresa en beneficio de ambos. En cambio el  DOMINANTE  sólo potenciará aquella formación que le beneficie a él, podrá hacer concesiones, más pensando en ganarse al colaborador que de la aportación que hará a la empresa.

Si queréis conocer más detalles sobre estos estilos de dirección os recomiendo la lectura del libro.  MULTIPLIERS, How de best leaders make everyone smarter de Liz Wiseman.

La productividad está muy ligada al estilo de dirección. El líder, empresario o primer directivo de la organización imprime carácter a la misma.

Un líder  MULTIPLICADOR  se rodeará de personas afines y lo mismo ocurre con un líder  DOMINANTE.  La empresa formada por  MULTIPLICADORES  está más preparada para afrontar los retos de cada día y en cualquier circunstancia porque aprovecha los recursos de sus colaboradores y éstos saben que trabajan y crecen en su beneficio y en el de la empresa.

En general, un  MULTIPLICADOR  difícilmente se convertirá en un  DOMINANTE. Ahora bien,  el  DOMINANTE  puede aprender del estilo del MULTIPLICADOR y rodearse de colaboradores con este estilo de dirección. Las ganancias en la empresa son muy superiores cuando se cuenta con las personas y se las potencia.

Liz Wiseman propone un TEST para saber si por casualidad tiene un perfil DOMINANTE.  Muy pocos  DOMINANTES  asumen el impacto restrictivo que tienen sobre los demás. Muchos de ellos piensan que consiguen su puesto directivo gracias a sus méritos personales e intelectuales y asumen, en el papel de jefe, que sólo ellos tienen las  mejores ideas.

Algunos  MULTIPLICADORES  rodeados de  DOMINANTES  pueden llegar a perder ocasionalmente sus características innatas.

Ocasionalmente o no, el impacto en su equipo es el mismo. Seguramente sólo descubren el 50% de las capacidades potenciales.

En este link encontrarán el TEST

http://multipliersbook.com/accidental-diminisher/

Les animo a que lo hagan, cuando lo hayan terminado obtendrán el resultado. Espero que les sirva para una reflexión de su estilo de direción.

Mi enhorabuena a los  MULTIPLICADORES;  a los  DOMINANTES  ocasionales que  consideren oportuno cambiar su estilo de dirección, les sugiero que contacten con profesionales. Existen Programas de Coaching y gente muy preparada que le ayudarán a sentirse mejor y más valorados por su equipo.

 

Lluís Ma.Gras es un experto en ayudar a crecer las empresas. Trabajo con compañías que quieren maximizar su potencial de crecimiento, perfeccionando su estrategia, aumentando sus conocimientos y mejorando la motivación  de todos sus empleados. Para saber más de él o sus trabajos, por favor contacten con Lluís Ma. Gras.   en la página sobre mí, LinkedIn o Twiter.

Anuncios

Acerca de Lluís Gras

Executive and Business Coaching, con más de 25 años de experiencia en empresas.
Esta entrada fue publicada en eficacia, eficiencia y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Productividad y Estilo de Dirección

  1. Luis dijo:

    Comparto completamente el enfoque de tu reflexión y que productividad y estilo de dirección están directa y fuertemente relacionados. Igualmente estoy convencido de que las empresas de nuestro país, en su contexto socio-económico, permiten ser todo lo productivas que nuestro nivel de desarrollo requiere.

    Pero con todo ello, me reconozco igualmente pesimista respecto a la voluntad mayoritaria del sector empresarial de aplicar con la determinación necesaria las medidas que permitirían generar más valor.

    Aunque parezca un contrasentido, percibo que por encima del objetivo de maximizar el valor generado por una actividad empresarial, muchos directivos anteponen intereses exclusivamente individuales o personales, algunos de ellos fuertemente ligados a aspectos culturales, valores, etc. específicos de nuestro país latino, mediterráneo o como queramos denominarlo.

    Hasta el momento no he encontrado la forma de persuadir al que no tiene voluntad de ello, de hacer lo que casi todo el mundo saber que hay que hacer para generar más valor en las organizaciones.

    El mundo académico y los expertos en management dicen lo que hay que hacer, pero demasiadas empresas no lo hacen y en muchas ocasiones ni lo intentan, esencialmente porque no quieren. Y ahí se cierra el círculo.

  2. Lluís Gras dijo:

    Gracias Luis por tus aportaciones. la verdad, las Escuelas de Negocios imparten informaciones y en muchos casos hacen pensar poco, sobre todo en temas delicados de las personas. Hacen lo que pueden o ¿podrían hacer más?. ¿Quien espeja a los directivos para que se den cuenta de cómo aprovechan el potencial de su gente?. Muy difícil y aún más con nuestra cultura mediterránea, aunque esta excusa se utiliza para esconder la cabeza dbajo el ala, no aprender y no cambiar nada. O sea que hay un cambio cultural previo que es muy necesario.

    Ahí estamos, por eso publicamos y trabajamos.

  3. Pingback: ¿Quién debe ser el facilitador en las reuniones de Estrategia y Ejecución de la compañía? | Lluís Ma. Gras

  4. Pingback: Liderazgo: cómo Influir para crear un Equipo Inteligente | Lluís Ma. Gras

  5. yesseli dijo:

    como influyen los estilos de producion en la productividad?

  6. yesseli dijo:

    como influyen los estilos de direccion en la productividad ??

    • Lluís dijo:

      La productividad está muy ligada a la organización del trabajo y ésta a su vez al estilo de dirección. Tenemos mucho trabajo para darnos cuenta de ello y ponernos manos a la obra para ganar productividad. El Exceso de control y le micromanagement están reñidos con la productividad y salud laboral.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s