¿Qué haces? – me preguntan, mi elevator pitch

¿Qué haces? En reuniones y eventos donde nos congregamos profesionales de distintas asociaciones, la pregunta más común es y tú, ¿qué haces?
lluisgras rpEn muchas ocasiones me preparo, he realizado, incluso, un ejercicio diario para tratar de encontrar la fórmula para presentarme, unas veces la encuentro demasiado larga, otras corta y confusa. Unos te aconsejan que sea corta y otros la quieren más amplia.
Ahora tomamos el término anglosajón de elevator pitch, y significa que debes presentarte y ser lo suficientemente conciso para hacerlo en el tiempo que dura una ascensión en ascensor.
La realidad, ¿qué hago?,  escuchar y preguntar. Y para qué, podrían preguntarse. Sencillo, todos necesitamos que nos escuchen y a la vez escuchar y para ello es necesario preguntar.
Y lo hago en el ámbito de la empresa porque mi CV está lleno de experiencias empresariales, más de 25 años, con éxitos y fracasos. Y sé de qué va, el ámbito empresarial y lo que sucede en las empresas no me resulta extraño. Cada una con su idiosincrasia.
Y escuchar no es fácil y en las empresas me encuentro con graves deficiencias de escucha entre las personas. Cuando tienen problemas, las personas tienen las soluciones pero como no se escuchan ni se preguntan con calma, no aparecen. Mi trabajo, también, reside en fomentar y proveer herramientas para que las personas aprendan a escuchar y preguntar.
Saben cuál es la gran excusa para no escuchar, no tengo tiempo! Y es verdad no tenemos tiempo porque como no escuchamos ni preguntamos lo suficiente, hacemos demasiado. Y nos consumimos ocupados haciendo cosas que quizás se podrían hacer de otra manera más sencilla o no hacerlas por que otras personas podrían realizarlas y están más preparadas para ello. Pero no olvidemos, estamos ocupados y, demasiado a menudo, nos vale. Quizás podríamos ser más productivos, ¿quien se lo pregunta?. A mí me pasa, estoy ocupado mientras no hago lo que tengo que hacer.
Saben cuál es el problema más grave al que me enfrento, que con todos los que hablo comprenden y entienden que les iría mejor en sus vidas personales y profesionales si escucharan, pero no tienen tiempo, cuando la realidad es que no sabemos cómo escuchar.
Y aprender a escuchar, qué trivialidad!!!
Hoy, escuchar es un cambio de paradigma en como actuamos y los cambios nos inquietan, aunque sepamos que nos hacen falta.
Cambiar un hábito o forma de hacer es muy sencillo cuando te lo propones, sólo se tardan veintiún días. Es un esfuerzo de sólo, tres semanas. Es un aprendizaje y como tal tienes que desearlo y sentir emocionalmente que quieres mejorar.
En la empresa, las ventajas de escuchar están ahí; mejor coordinación de los equipos, alineación de los objetivos, mayor responsabilidad y rendición de cuentas, compromiso con las decisiones, y una base de confianza entre las personas del equipo, las discusiones son mas sanas, etc… Para todo ello es necesario que les ayuden.
Y hasta aquí, ¿qué haces?, espero que sea comprensible y útil. Un elevator pitch más largo que el trayecto del ascensor. Lo siento.
Si les gustaría tener estas ventajas en su empresa, contacten coinmigo a lluisgras@isaser-nd.com , sería un placer poderles ayudar. En mi profesión, nuestra mejor alegría viene de las mejoras y cambios que nuestros clientes consiguen.

Anuncios

Acerca de Lluís Gras

Executive and Business Coaching, con más de 25 años de experiencia en empresas.
Esta entrada fue publicada en advisory board, Coaching, consejo asesor, Formación, mejora contínua y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s