La Empresa Familiar – cada generación, su razón de ser

Hay empresas familiares, lamento que pocas, que continúan de generación en generación siempre con éxito, aunque cada generación sufre los avatares de su entorno, es capaz de superponerse a él y proseguir hasta traspasar la empresa a la siguiente generación.empresa familiar

Otras empresas familiares no sobreviven a la segunda o tercera generación. Ya conocemos el famoso dicho que los padres crean, los hijos intentan mantenerla y se muere con los nietos. La realidad es que muy pocas empresas sobreviven y traspasan varias generaciones.

El profesor del IESE, Joan Tàpies, publicó un libro “La Empresa familiar: ni tan pequeña ni tan joven”. Este libro contiene muchos datos de la evolución de la empresa familiar especialmente en España. A los interesados les recomiendo su lectura.

Pero yo quiero hacerles notar que hay “algo” muy sutil, y no de menor importancia, que hace que la empresa familiar perdure. Y este “algo” no es evidente, ni es fácil de descubrir. Aquella generación que no lo descubre rompe la continuidad de la empresa.

Y este “algo” no es más que el PROPOSITO, la RAZON de SER, no sólo de la empresa sino también y principalmente de las personas de la nueva generación.

Y este propósito no es más que dar respuesta al “PARA QUÉ” de cada uno los componentes de la siguiente generación, de sus deseos, ambiciones, de su vida, etc.

Las dinastías empresariales no lo son “per se”, sino que cada generación ha sabido encontrar su para qué, el individual y su traslado al empresarial.

Hasta que la nueva generación no encuentra su “para qué”, la anterior, si aún pervive, le cuesta mucho soltar completamente el mando y la llave de la caja.

Cada generación tiene su proyecto empresarial, normalmente dos generaciones conviven por algunos años, la joven para aprender de la cultura empresarial familiar y desarrollar el propio proyecto empresarial. Esto no es fácil ni evidente, la influencia paterna es infinita y hay que sortearla, incluso con mayor esfuerzo y valentía que en una empresa no familiar.

En la nueva generación hay hermanos, primos, etc., no entro en el tema de los protocolos familiares, los expertos saben cómo aconsejar.

Mi interés se centra en demostrar que los intereses individuales y propósitos pueden llegar a ser muy distintos y que si no se encuentran los puntos en común, difícilmente se conseguirá desarrollar el proyecto empresarial que ha tener un propósito que facilite el compromiso de los empleados, los clientes y la continuidad de la empresa.

El gran reto está en encontrar este doble PARA QUÉ, el individual y el colectivo o empresarial. Verne Harnish, en su libro Scaling Up, nos propone un ejercicio llamado “Plan Personal en una-página”. A nivel individual, y al igual que en las organizaciones tenemos que tomar decisiones en cuatro áreas –  Personas, Estrategia, Ejecución y Caja -,  existen cuatro áreas paralelas a éstas en nuestra vida personal – Relaciones, Logros, Costumbres y Dinero – y esto relacionado en cinco grandes temas – Familia, Salud, Amigos, Espiritualidad y Finanzas – qué queremos conseguir en 10-25 años, qué nos proponemos para este primer año, qué haremos este trimestre, qué hemos de dejar de hacer.

Este ejercicio ayuda a descubrir el propósito, y ponernos en acción para conseguirlo.

Una vez todos los miembros de la generación que toma el relevo lo ha hecho individualmente, tiene que sentarse y compartirlo para encontrar la razón de ser o el propósito que quieren transmitir a la empresa y que junto con los valores imprimirán el carácter para los años que estén al mando. Sin un claro propósito compartido la empresa navegará con el rumbo de la generación anterior, que ya no estará presente, y estará expuesta a los bandazos del entorno, con lo que su supervivencia será cada vez más difícil.

En las empresas familiares que sobreviven, cada generación ha demostrado y logrado:

  • Ser sensible al entorno y sus cambios
  • Una alta cohesión y compromiso de los empleados, que se sienten parte activa de la empresa
  • Se atreven y fomentan el desarrollo de nuevos proyectos
  • Son conservadores en relación a las finanzas, con un crecimiento sostenible y autónomo

Y todo ello gracias a que en un momento determinado los miembros de la nueva generación ha sabido trasladar su propósito individual a uno empresarial que junto con los valores han impreso un nuevo carácter acorde con el nuevo entorno económico y vital.

Si necesitan ayuda para escribir su Plan Personal, contactar con Lluis Gras

Ejercicio del Plan Personal en una-página

Anuncios

Acerca de Lluís Gras

Executive and Business Coaching, con más de 25 años de experiencia en empresas.
Esta entrada fue publicada en Empresa familiar y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s